Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

La AEMPS informa de la detección de nitrosaminas en algunos lotes de medicamentos que contienen metformina. La Agencias europeas trabajan para evaluar las implicaciones de este hallazgo. Mientras concluye esta evaluación, la AEMPS informa a profesionales sanitarios y pacientes que actualmente no hay justificación para suspender los tratamientos con metformina.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y el resto de agencias europeas han tenido conocimiento de la detección de trazas de la impureza N-Nitrosodimetilamina (NDMA) en un pequeño número de lotes de algunos medicamentos de fuera de la Unión Europea (UE) que contienen metformina.

Esta información va a hacerse pública hoy en diferentes países a través de notas informativas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y de las agencias de medicamentos nacionales, por lo que es necesario que pacientes y profesionales sanitarios dispongan de información puntual de la situación en nuestro país.

A partir de los datos disponibles, las autoridades europeas estamos trabajando conjuntamente y con los laboratorios farmacéuticos para analizar y controlar los medicamentos comercializados en la UE. En la actualidad, no hay datos que indiquen que hay medicamentos afectados en la UE.

Como ha sucedido con otros medicamentos en los que se han detectado estas sustancias, los niveles de NDMA detectados en los medicamentos afectados son muy bajos y estarían por debajo de los límites de exposición aceptables para otras fuentes, como pueden ser los alimentos o el agua. La AEMPS publicará información actualizada a medida que esté disponible.

Mientras finaliza esta evaluacion, se aconseja a los pacientes que continúen tomando sus medicamentos con metformina como lo hacen habitualmente. Los riesgos derivados de no tratar adecuadamente la diabetes superan ampliamente cualquier posible efecto de la NDMA a los bajos niveles observados en los ensayos realizados. Es importante también que los profesionales sanitarios informen a los pacientes sobre la importancia de seguir el tratamiento y controlar adecuadamente su diabetes.

La metformina se emplea, sola o en combinación con otros medicamentos, en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Habitualmente, es el tratamiento de elección para pacientes con esta enfermedad y funciona reduciendo la producción de glucosa por el organismo y su absorción intestinal.

Posted on the AEMPS website on 6 December 2019